deporte y aventura en San Martín de los Andes

canopy

En inglés se lo llama Canopy y en español, tirolesa. Se trata de una nueva opción en deportes de aventura que permite disfrutar de la naturaleza desde un particular punto de vista: el nivel más alto del bosque.

Uno de los circuitos, ubicado en pleno cordón del Chapelco, ha sido construido por ingenieros y personal especializado. La actividad se lleva a cabo con equipos de alta seguridad y bajo la supervisión de guías expertos. Consiste en desplazarse por una seguidilla de tirolesas ubicadas entre árboles y cruzar así, en el aire, ríos y distancias que oscilan entre los 60 y los 250 metros, con una velocidad de hasta 25 kilómetros por hora. Los mojones del circuito son plataformas de madera construidas a altura y unidas por cables de acero.

Los organizadores proveen todo el equipo necesario: arneses, poleas, cascos y guantes. En principio se brinda una clase instructiva en una tirolesa ubicada a un metro y medio, con 30 metros de largo. Una vez aprendidas nociones de seguridad y deslizamiento, se llega en vehículos 4x4 a la primera plataforma. Así comienza un recorrido que incluye siete tramos de diferente longitud y dificultad. Luego del quinto tramo se realiza una caminata por un bosque de lengas que conduce a los dos cables finales. Todo termina en el lugar de inicio.

El otro circuito queda a ocho kilómetros de la ciudad, en un predio muy cuidado que conserva intactas su flora y fauna original. Bosque virgen, diversidad de aves y otros animales autóctonos son atractivos que complementan la emoción de volar en libertad.
viajeporsanmartindelosandes.com para viajeporsanmartindelosandes.com
Guía Sendas y Bosques
tips
Las reservas deben realizarse con 24 horas de anticipación.
Se sugiere el uso de calzado cómodo, vestimenta de pantalones y mangas largas, anteojos de sol y protector solar.
Niños menores de 6 años, mujeres embarazadas y personas con cardiopatías descompensadas no pueden participar de la actividad.
Cada circuito tiene su propio atractivo. El que se realiza en lo alto de la montaña incluye vistas panorámicas de los lagos Lácar y Lolog y cuenta con un cálido bar que mira al valle. El otro circuito es de más fácil acceso y recorre desde las alturas un bosque de coihues y robles pellín.
Page created in: 0.014 seconds.