deporte y aventura en San Martín de los Andes

buceo recreativo en el lago Lácar

La actividad de buceo en San Martín de Los Andes gira en torno del Lago Lacar. Sus profundidades son ricas en paredes, bajofondos, islas, rocas, naufragios y gran diversidad de flora y fauna.

Se trata de un espejo de aguas de origen glaciario que se extiende hacia el oeste y desagua en el océano Pacífico a través de una cuenca de ríos. A lo largo de su perímetro se encuentran numerosos arroyos y ríos que le aportan aguas. Con una superficie de total de 50 kilómetros cuadrados y pocas zonas de acceso a la costa por vía terrestre, el Lácar ofrece múltiples zonas para el buceo, cada una con distintos atractivos.

La visibilidad promedio del lago alcanza los 25 metros. En verano, la temperatura de la superficie del agua llega a los 14 grados, mientras que en invierno puede descender hasta los ocho.

En la costanera del lago, a sólo cinco cuadras del centro de San Martín de los Andes, se encuentra una escuela de buceo que ofrece cursos para todos los niveles. Sus especialidades son el buceo nocturno, el profundo y el de visibilidad restringida. También ofrece recorridos por cavernas y naufragios y cursos de rescate y primeros auxilios, de dominio de la flotabilidad y salidas de buceo desde un barco.

Todos los alumnos, cualquiera sea su experiencia en la materia, se encuentran asegurados por la Divers Alert Network.

El Lácar cuenta con más de 25 lugares aptos para bucear. Algunas de las zonas clásicas son –además de la costanera mencionada- Yuco, la Islita, Catritre y Lolén, Pucará, las paredes del cerro Abanico y del Vizcacha, la isla de Santa Teresita y Chachín, todas de acceso terrestre o embarcado. Al naufragio Pirihueico sólo se puede llegar navegando.

El bautismo submarino consiste inicialmente en una charla que explica el funcionamiento de los equipos y cómo reacciona el cuerpo debajo del agua, para después realizar un paseo subacuatico a poca profundidad. La experiencia es muy segura y culmina con un certificado y una foto tomada durante la inmersión, a la manera de testimonio y recuerdo. Cualquier persona con un estado físico aceptable puede realizar su bautismo.
Guía Sendas y Bosques
tips
No es preciso saber nadar para bucear.
Se aconseja llevar una muda de ropa para cambiarse.
La escuela de buceo proveen todos los equipos necesarios para realizar la actividad.
Los bautismos se realizan de a una persona por vez. Sólo pueden participar niños mayores de ocho años.
Page created in: 0.012 seconds.