paseos en San Martín de los Andes

excursión lacustre a Quila Quina

La travesía dura apenas media hora y conduce a uno de los mejores balnearios regionales. Las salidas no se suspenden por lluvia o nieve y se realizan durante todo el año.

Las lanchas parten desde el muelle ubicado en la costanera del lago Lácar. La frecuencia de salidas depende de la época del año y trepa hasta diez durante la temporada estival.

El viaje ofrece espléndidas vistas. Sobre la margen sur del lago, permite apreciar el cerro Bandurrias, la playa del balneario Catritre y también una visión imponente del cerro Abanico, pared acantilada de granito que debe su nombre al particular modo en que la erosión glacial la ha rasgado en forma de vetas verticales. En este lugar se registra en punto de profundidad máxima del lago: 277 metros. Sobre la margen opuesta se divisan el paraje Trompul -habitado por familias de pueblos originarios- y una pequeña isla ubicada al frente de la zona costera conocida como playa Blanca.

En apenas treinta minutos se arriba a Quila Quina. La natural geografía de esta villa, que conjuga lago, montaña y bosque, es ideal para el desarrollo de actividades al aire libre. Junto al muelle de llegada, “el don Bruno”, se accede a una bahía de arenas blancas, con aguas boyadas y cristalinas donde en verano pueden alquilarse kayaks y bicicletas de agua. El parador sobre la costa ofrece una infraestructura impecable a los visitantes de la villa: cafetería, buena comida, ambiente confortable y sanitarios públicos en perfecto estado. También hay puestos de venta de artesanías y un centro de informes de Parques Nacionales.

Se puede recorrer la península a pie, aprovechando los senderos que conducen a los saltos del Arroyo Grande, la escuelita rural y el sendero de interpretación El Cipresal. Esta zona está llena de arbustos de rosa mosqueta que, promediando el verano y maduros sus frutos, son blanco de recolectores que se animan a la laboriosa tarea de convertirlos en dulce casero.
viajeporsanmartin.com.ar para viajeporsanmartindelosandes.com
Guía Sendas y Bosques
tips
Salvo en verano, no es necesario sacar los pasajes con anticipación.
La modalidad del paseo es el traslado: se realiza sin guías y simplemente lleva pasajeros hasta la villa.
Pueden embarcarse bicicletas, pagando un módico cargo adicional.
En verano existe una opción nocturna que incluye la cena en el parador. Sale a las 21 y regresa a San Martín a las 23.30.
Page created in: 0.012 seconds.