acerca de

la ciudad de San Martín de los Andes

Lugar de belleza privilegiada y estupenda calidad de servicios turísticos, forma parte del famoso corredor que atraviesa siete lagos de la Patagonia argentina.

San Martín de los Andes
San Martín de los Andes - © Efraín Dávila

San Martín de los Andes
Es una ciudad pequeña enclavada en un valle a la vera del lago Lácar. Está ubicada a 640 metros sobre el nivel del mar y rodeada de bosques nativos y arroyos de aguas cristalinas que albergan una notable biodiversidad. Al sur de la provincia del Neuquén, al pie de la cordillera de los Andes y en pleno corazón de la Patagonia Argentina, ofrece todo el atractivo natural del Parque Nacional Lanín y la emoción del esquí en el cerro Chapelco.

Los comienzos
Toda la zona que hoy ocupa San Martín de los Andes –el valle y sus cercanías- fue morada de comunidades indígenas durante cientos de años. Pehuenches y mapuches contaban con una organización social desarrollada, riqueza lingüística y una economía de autoabastecimiento.

El ejército argentino llega por primera vez en el año 1883 y quince años más tarde decide la fundación de una ciudad a orillas del lago Lácar, última enmarcada en la campaña del desierto. Con el propósito de contribuir a la soberanía nacional, San Martín de los Andes nace como un destacamento militar y los primeros civiles llegados fueron prestadores del mismo ejército.

Un poco de historia
La presencia de bosques pronto determinó el desarrollo de una verdadera industria: la forestal. Más de treinta aserraderos funcionaban en la cuenca del lago Lácar; la ciudad recibía la madera ya procesada en el muelle de su costanera. Los colonos holandeses tuvieron fuerte injerencia en este negocio, mientras que otros de origen también europeo –suizos, franceses, italianos y alemanes- se dedicaron a la agricultura y a la ganadería en la zona del valle de la Vega.

La tala de bosques fue indiscriminada hasta el año 1937. A partir de entonces, el recién creado Parque Nacional Lanín se ocupa de preservar las especies autóctonas y restringe casi por completo la industria maderera. Ante la necesidad imperiosa de crear una nueva actividad económica para la región, la Administración de Parques Nacionales comienza a promover el turismo en la zona. La ciudad cambia de eje y crece mientras se prepara para recibir visitantes.

En línea con esta tendencia, el año 1963 marca un hito al instalarse el primer medio de elevación en el Cerro Chapelco. De ahí en más, desarrollo de este centro de esquí fue sostenido y brindó un notable empuje a la oferta turística local.

Desarrollo de la ciudad
La población estable de San Martín de los Andes ha aumentado en forma abrupta en los últimos años y hoy alcanza los treinta mil habitantes. El desarrollo económico de la ciudad, sumado a sus bellezas naturales, ha fomentado una fuerte migración y obliga a la ciudad a encontrar estrategias que permitan un crecimiento sustentable en términos ambientales.

También ha crecido notablemente la afluencia de turismo nacional y extranjero en todas las estaciones del año. Las razones de este fenómeno son el entorno natural privilegiado que permite el desarrollo de actividades en la naturaleza y la óptima calidad de servicios que la ciudad ofrece a sus visitantes. También el modo en que el crecimiento no ha afectado la calidad arquitectónica de la ciudad, cuidada hasta en el menor de los detalles.

Dos temas están pendientes de solución: el litigio que mantiene el estado provincial con la comunidad mapuche por la propiedad de las tierras donde se asienta la estación de esquí del cerro Chapelco. El otro, mejorar el acceso a la ciudad por vía aérea: en la actualidad no alcanzan las frecuencias de vuelos y en ocasiones –durante el invierno- el aeropuerto local no opera y obliga a desviar los vuelos a Neuquén y Bariloche.

galería de fotos de san martín de los andes
Page created in: 0.015 seconds.